San Juan Pablo II y los misterios luminosos

Por Leonor Asilis 

Leonor AsilisAl momento de escribir estas líneas la Iglesia celebra su fiesta:

San Juan Pablo II.

En otras ocasiones he escrito de su vida. Hoy lo hago de sus misterios luminosos. Recuerden que fue precisamente durante su Pontificado que fueron agregados al Santo Rosario.

Antes de abundar sobre estos quiero puntualizar que nuestro inolvidable Papa era muy mariano, tanto así que escogió para el lema de su escudo pontificio las palabras: Totus Tous, en honor a Ella, María, Madre nuestra. 

Desconozco el génesis íntimo de como sintió el llamado de incluirlos, sin embargo, al meditar sobre éstos, veo claro lo siguiente: nos preparaba para el momento en que vivimos. Fijémonos que el primer misterio gira entorno al bautismo de Jesús y con El, en el nuestro. Estamos llamados a tomar consciencia de la gran importancia que tenemos en la iglesia porque con su sello, no sólo somos incorporados sino llamados a ser militantes dentro de la misma. 

Evoco en este misterio las palabras de mi comunidad cursillista cuando recibimos su llamado: "Cristo cuenta contigo", al cual respondemos, "y yo con su gracia".  Un detalle adicional que seguiremos observando en cada uno de los misterios siguientes es que esta gracias  vienen directamente lo alto, del Padre. 

Segundo misterio: el primer milagro en las Bodas de Cana. No era el tiempo de la revelación de Jesús el Salvador, y Ella interviene. Había carencia y vergüenza. 

Ante el reclamo insistente maternal Jesús pidió al Padre, y se hizo la conversión del agua en vino, y con ésta, se dio paso a la abundancia y admiración. 

Y es que, en este misterio, se nos invita a acudir a la Madre cuando hay problemas. Disculpen, rectifico: es Ella quien como buena madre advierte cuando estamos en dificultades y dirige su apelación insistente al que todo lo puede.  Hoy María nos recuerda que debemos orar más y con ella a través del rezo  del Rosario y contemplación de los misterios en la vida de Jesús abogará por nosotros en nuestras necesidades. Vale destacar no sólo el final de la pandemia sino el que nos alejemos del pecado.  

Imprescindible el tener la gracia de conocimiento y la sabiduría de reconocer que cosas ofenden a Dios en un mundo donde el relativismo pulsa para entronarse y donde la falta de orientación de quienes están llamados a darla se hace pan de cada día, pero sobretodo  el don de fortaleza para no caer en él y si caemos el poder levantarnos.

Asimismo, el poder escuchar en nuestra oración la voz de Dios y hacer lo que nos mande, como muy bien indicó María a los sirvientes en las bodas.

Así llegamos al tercer misterio luminoso, también un don que nos llega de lo alto, la venida del Espíritu Santo. 

Sin su asistencia, no podríamos decir que Jesús es el  Señor, no sólo de palabras, sino con lo que realmente importa, nuestro testimonio de vida. 

No olvidemos la advertencia que nos hizo Jesús cuando dijo que no todo el que diga Señor Señor entrará en el reino de los cielos sino aquél que cumple la voluntad de Dios. 

Cuarto misterio luminoso, la transfiguración de Jesús en el monte Tabor:

 cuando orando rayos del cielo le iluminan mientras le hacen compañía los profetas Moisés y Elías ante la admiración de sus tres apóstoles mas cercanos, Pedro, Santiago y Juan, y de nuevo y de lo alto la voz contundente del Padre reconociéndolo con su divina voz, Hijo como lo hiciese en ocasión de su bautizo.

 Este misterio nos invita a orar profundamente y a dejarnos envolver de la presencia divina  que es la única que puede transformarnos por su gracia. 

Por último y no menos importante, el quinto misterio luminoso, La Eucaristía:   sacramento excelso que igualmente nos llega de lo alto, de la presencia viva de Jesús en cuerpo y sangre para alimentarnos de El y hacerse uno con nosotros, vivificándonos en su amor y rostiéndonos por su gracia.

Termino esta reflexión dando un dato de este gran Santo y amor especial a nuestro pueblo dominicano, pues nos visitó en tres ocasiones, siendo la primera vez, el primer país que visitó una vez fue electo Papa. Su última gran lección: “Acercarnos a la Eucaristía, habiendo declarado el 2005, Eucarístico”.

Otros temas de Leonor Asilis

San Juan Pablo II, una vida de inspiración/Remando dentro de la tormenta/40 días por la vida/Resumen de una Ultreya/San Agustín, buscador de la verdad/Rosario con los niños, nuevo apostolado de Eco Católico/En el día del Padre /Coronavirus, llamado a la conversión/¿Qué quiere de nosotros el Hijo De Dios?/¿Cuánto vale tu voto?/Fiesta de San Pedro y San Pablo/Sagrado Corazón de Jesús/Corpus Chisti/Jesús y el Santo Rosario

raya2

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas          Moniciones          Homilía          Audio evangelio de hoy

Itinerario de Evangelización 2020

 

VALOR DEL AÑO:

Un pueblo discípulo misionero, que tiene una experiencia personal y comunitaria con Cristo, Palabra encarnada”

 

LEMA DEL AÑO:

“Con Jesús, Palabra encarnada, nuestra vida será transformada”

 

Septiembre

Lema: “Los llamó para que estuvieran con Él y para enviarlos a predicar” (Mc 3, 14)

 

Valor: MISIÓN

raya2

Billy Valdez 22 9 2020Leonor Asilis Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Visite la Parroquia San Ramón Nonato

829 694 1948. Anote este número.     Y este correo.e: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página.

EstadisticasContador de visitas:


 Escúchenos en Vivo